REGIONES:

Parece que 2012 será el año más mortal para los medios, predice International Press Institute

Un scout sostiene un cartel del camarógrafo de la televisión libanesa Ali Shaaban durante su funeral. Siria es el país más mortífero del mundo para los medios en lo que va de este año
Un scout sostiene un cartel del camarógrafo de la televisión libanesa Ali Shaaban durante su funeral. Siria es el país más mortífero del mundo para los medios en lo que va de este año

Ali Hashisho/REUTERS

Las recientes muertes de tres periodistas en Nigeria, Líbano, Somalia e Indonesia llevan el número de periodistas asesinados en lo que va de 2012 a 36, lo que significa que este año está proyectándose para ser el más mortal para los medios desde que el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI) comenzó a llevar registros en 1997.

"Estamos presenciando, por un importante margen, el más mortal comienzo de año para los medios en la historia reciente", declaró la directora ejecutiva del IPI, Alison Bethel McKenzie. "A medida que los movimientos por la democracia se difunden en todo el mundo, los periodistas , cuyo trabajo es crucial para cualquier sociedad libre, están cada vez más siendo objeto de a ataques violentos".

En esta fecha del año pasado, 23 periodistas habían sido muertos debido a su trabajo o mientras estaban cumpliendo una misión. El conteo final para el 2011 llegó a 102, afirma el IPI.

El IPI destacó el especial peligro que enfrentan los periodistas que laboran en o cerca de Siria, donde 11 periodistas extranjeros y locales han sido muertos desde enero. El 9 de abril, Ali Shaaban, un camarógrafo libanés de la estación de TV de Beirut Al-Jadeed, que estaba trabajando en el interior de Líbano cerca de la frontera con Siria, fue muerto por disparos que según se informa salieron de Siria.

Al menos un importante político libanés, el exprimer ministro Fouad Siniora, acusó al ejército sirio de tirar a matar al equipo de Al-Jadeed, dice el IPI. Se sospecha que el Gobierno de Siria es el autor intelectual de ataques previos contra periodistas, entre ellos la explosión en febrero en Homs que mató a la corresponsal estadounidense Marie Colvin y al reportero gráfico francés Remi Ochlik.

Apenas hoy, 18 de abril, Reporteros sin Fronteras (RSF) informó de las muertes de cuatro periodistas ciudadanos en Siria durante la semana pasada.

En Somalia el 5 de abril, un pistolero desconocido baleó y mató a Mahad Salad Adan, reportero de Radio Shabelle, cerca de la casa del periodista en la ciudad de Beledweyne. Adan es el cuarto periodista asesinado en Somalia en 2012, dice el IPI.

Bethel McKenzie dijo de Siria y Somalia: "Ambos países están asolados por una impunidad descarada, que permite que los amenazados por el libre flujo de información silencien a los medios críticos sin temor a las consecuencias".

Según el IPI, uno de los periodistas asesinados recientemente fue un camarógrafo en Benin, Nigeria. Chuks Ogu fue muerto por pistoleros el 14 de abril, en la casa de una pareja cuya boda estaba había estado filmando, informa el IPI. No es claro si Ogu era el blanco del ataque.

El 8 de abril, un periodista indonesio local, Leiron Kogoya, fue muerto cuando un pistolero desconocido disparó contra un pequeño aeroplano de pasajeros que aterrizaba en un aeropuerto en la provincia occidental de Papúa. Kogoya había viajado a Mulia para informar sobre las elecciones en Jayapura, la capital de Papúa. No se sabe si él era el blanco del ataque.

Último tweet:

RT @article19mex : Un Storify que te ayudará a conocer sobre la #LeyTelecom http://t.co/NQwAZD7KMa https://