REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Fuerzas de seguridad recurren a incursiones nocturnas de terror para aplastar el disenso

Manifestantes antigubernamentales gritan consignas a policía antimotines mientras bloquean una carretera en Manama el 13 de marzo. La policía contraatacó con gas lacrimógeno
Manifestantes antigubernamentales gritan consignas a policía antimotines mientras bloquean una carretera en Manama el 13 de marzo. La policía contraatacó con gas lacrimógeno

Hamad I Mohammed/REUTERS

Nabeel Rajab, el director del miembro de IFEX Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR), fue detenido brevemente y golpeado por fuerzas de seguridad el 20 de marzo, unos días después de que las fuerzas de seguridad de Bahrein mataron a al menos cuatro manifestantes y arrestaron a figuras de la oposición. El arresto parece ser parte de una amplia ofensiva gubernamental con incursiones de terror antes del alba en las casas de personas consideradas simpatizantes de los manifestantes a favor de la democracia, según BCHR, Human Rights Watch y otros miembros de IFEX. Rajab dice que él es el único defensor de los derechos humanos en Bahrein que actualmente no está oculto ni en detención.

Un patrón de estos arrestos es que docenas de elementos de las fuerzas de seguridad llegan durante la noche y tiran la puerta con armas de fuego y aterrorizan a las familias, incluyendo a niños pequeños. "A la 1:30 de la mañana, alrededor de 25 hombres enmascarados y en ropa de civil llegaron al interior de la casa en que estábamos durmiendo y corrieron de una habitación a otra, mientras unos 20 hombres más con uniformes de las fuerzas de seguridad esperaban afuera", dijo Rajab. Salieron con varias cajas de información.

Rajab dijo que le pusieron una venda en los ojos, lo esposaron y lo pusieron en el maletero de un automóvil. "Me golpearon y me amenazaron con golpearme y me golpearon cuando me negué a decir que amaba al Primer Ministro", informó a Reuters. Fue llevado durante más de una hora antes de ser llevado a un investigador que lo interrogó durante cinco minutos.

Una incursión semejante ocurrió en casa de otro miembro del personal del BCHR, Sayid Yousif al-Muhafdah, la misma noche, pero él no estaba ahí, informa Human Rights Watch. Cuando se iban, los agentes de seguridad advirtieron a la familia que "dijeran a Sayid Yousif que se presentara en la comisaría o volverían cada noche". Al igual que otros defensores de los derechos humanos, permanece oculto.

Apenas el mes pasado, Bahrein hizo importantes concesiones a los manifestantes, como la liberación de cientos de prisioneros políticos y llamados para que los ciudadanos protestaran libremente. Pero como el movimiento prodemocrático no da señales de disminuir, Bahrein ha hecho un cambio radical de postura y dictó un estado de excepción el 15 de marzo e incluso reclutó a contingentes militares de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos para ayudar a contener los disturbios políticos en el reino.

El BCHR publicó la semana pasada declaraciones que acusaban a las fuerzas de Bahrein y sus aliados de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos de "masacres". Rajab ha estado concediendo entrevistas a medios noticiosos internacionales acerca del uso de la violencia por parte del Gobierno para dispersar las manifestaciones y los asesinatos indiscriminados por parte de las fuerzas armadas.

Según Human Rights Watch, se ha confirmado la muerte de cuatro manifestantes y tres policías durante los disturbios del 15 y 16 de marzo y se ha conformado el arresto de más de 10 durante la semana pasada. Entre los recientes arrestos están los de los dirigentes de la oposición que habían hecho llamados para el derrocamiento de la monarquía y médicos que se habían quejado del uso de fuerza excesiva contra manifestantes. Los miembros del más importante partido de oposición shií de Bahrein, Wefaq, declararon el 20 de marzo que creían que más de 100 personas habían sido arrestadas.

"El Gobierno los está privando de su libertad de manera completamente arbitraria, aparentemente por sus papeles de liderazgo en protestas pacíficas para exigir democracia", acusó Human Rights Watch. "En este punto los abogados y familiares de las personas que han sido arrestadas ni siquiera saben quién los tiene detenidos, ni dónde".

Abdeljalil Alsingace, un bloguero y dirigente de la oficina de derechos humanos del Movimiento Haq para la Libertad y la Democracia, un grupo a favor de la democracia y las libertades civiles, fue aprehendido el 16 de marzo, informa el Writers in Prison Committee (Comité de Escritores en Prisión, WiPC) de PEN Internacional, que está instando a la gente a que envíe cartas para exigir su liberación.

Un pariente de Alsingace dijo a la Oficina de la Red IFEX que había sido básicamente secuestrado: fue llevado por la noche sin ropa adecuada, sus lentes ni medios para andar porque porque necesita muletas o una silla de ruedas. Sus hijas se despertaron y vieron varias pistolas que les apuntaban a la cabeza y temieron que lo mataran a tiros frente a ellas.

Alsingace fue arrestado en un barrido de supuestos disidentes en agosto del año pasado. Junto con otros 22, fue acusado de financiar y dirigir "una red de terror". Una de las acusaciones fue que tenía contactos con grupos extranjeros, entre ellos miembros de IFEX. Esa vez, le tomó a su familia dos meses encontrar dónde estaba detenido. El mes pasado, en medio de su juicio, el rey Hamad bin Isa al-Khalifah liberó a los hombres.

Según Human Rights Watch, la agencia de noticias oficial de Bahrein dijo que las Fuerzas de Defensa de Bahrein arrestaron esta vez a "varios líderes de un grupo sedicioso que habían pedido la caída del régimen y tenían contactos de inteligencia con países extranjeros". Informes de televisión sin confirmar sostienen que fueron llevados a Arabia Saudita.

Desde el 17 de marzo, muchos activistas políticos de oposición, periodistas y defensores locales de los derechos humanos han dormido fuera de sus casas o se han ocultado para evitar ser arrestados o acosados, informa Human Rights Watch. Varios de ellos han buscado abandonar el país tras amenazas en su contra en Facebook, Twitter y otros medios sociales. Algunos están desaparecidos y se desconoce si están ocultos o escondidos, entre ellos la periodista Lamees Dhaif, que "recientemente ha sido muy abierta en su oposición a las políticas gubernamentales" afirmó el BCHR.

Tras enterarse de los arrestos el conocido bloguero Ali Abdulemam, conocido por su sobrenombre de "el padrino de los blogs" por establecer el primer foro en línea sin censura en Bahrein para el debate social y político, abandonó su casa unos minutos antes de que fuera allanada y se está escondiendo, informan fuentes de Índice de la Censura y Reporteros sin Fronteras (RSF). La BBC informa que su esposa, que fue my abierta durante sus meses en detención, se niega a conceder entrevistas por temor a represalias.

"Bahrein está retrocediendo rápidamente al estado policíaco de la década de 1990", dijo Human Rights Watch. "Las autoridades deberán cesar de arrestar a activistas de derechos y médicos que se expresan en contra de abusos, y liberar a todas las personas detenidas indebidamente".

Para obtener actualizaciones en tiempo real de los acontecimientos en Bahrein, siga al BCHR en Twitter
ADDITIONAL INFORMATION
Recursos adicionales


Último tweet:

RSF reports arrest of 5 journalists five journalists – Octave Mukendi, Bruce Landu, Roddy Bosakwa, Dan Luyila and L… https://t.co/gr986cEwhK