REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Muerte de bebé y arresto de al-Khawaja amenazan compromiso de Gobierno con la reforma

El arresto de la internacionalmente famosa "Arabiya furiosa" y la muerte de una bebita de cinco días a consecuencia de un ataque con gas lacrimógeno se han vuelto los últimos eventos que amenazan ensombrecer las promesas de reforma de Bahrein tras un reportaje sumamente crítico de las protestas a favor de la democracia de este año, afirman el Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR), la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI), Índice de la Censura y otros miembros de IFEX.

La activista Zaynab al-Khawaja (
La activista Zaynab al-Khawaja ("Arabiya furiosa") es arrastrada por un policía tras negarse a abandonar un plantón en una glorieta en Manama, el 15 de diciembre de 2011

Hamad I Mohammed/REUTERS

Zaynab al-Khawaja, hija del activista de derechos encarcelado Abdulhadi al-Khawaja y conocida por su nombre en Twitter @angryarabiya, fue arrestada con violencia tras negarse a salir de una glorieta en la autopista Budaya, una carretera estratégica que conecta los suburbios con la capital, tras un plantón el 15 de diciembre, informan el BCHR, ÍNDICE, ANHRI, Freedom House (Casa de la Libertad) y el Writers in Prison Committee (Comité de Escritores en Prisión, WiPC) de PEN Internacional. Fue liberada bajo fianza el 20 de diciembre a la espera de un juicio. Se enfrenta a hasta dos años de cárcel, sostiene el BCHR.

Cientos de manifestantes antigubernamentales habían participado en el plantón antes de ser dispersados por la policía antimotines con gas lacrimógeno y granadas para aturdir, sostienen los miembros.

Varias personas fueron lesionadas debido a la fuerza excesiva, y se informa que un manifestante fue muerto cuando fue alcanzado por un vehículo de la policía, informa el BCHR. El ministro del Interior de Bahrein negó que la policía fuera responsable de la muerte, que ha suscitado una serie de protestas que han sido reprimidas violentamente por la policía.

Las recientes protestas, grandes o pequeñas, han recibido básicamente el mismo tratamiento. Las fuerzas de seguridad siguen disparando cantidades excesivas de gas lacrimógeno en zonas residenciales, acusa el BCHR (ver http://yfrog.com/od8xblij y http://yfrog.com/mgpzaphj ). La casa del Presidente del BCHR Nabeel Rajab fue rociada con gas lacrimógeno mientras sus hijos estaban adentro. Él siquiera estaba en el país.

Según el "Financial Times", al-Wefaq, el principal partido de oposición chií, dice que hay pruebas que demuestran que la bebé de cinco días murió en su casa el 11 de diciembre a consecuencia de la inhalación de gas lacrimógeno que disparó la policía antimotines. El Gobierno negó las acusaciones y dijo que el ministerio de salud había confirmado que la causa de la muerte había sido meningitis bacteriana.

Los atropellos ocurrieron apenas un mes después de que la Comisión de Investigación Independiente de Bahrein (BICI) publicó un informe condenatorio que afirmaba que se había usado "fuerza excesiva" cuando el Gobierno aplastó las protestas de febrero y marzo. El informe dice que los detenidos habían sido vendados, azotados, pateados, se les había aplicado descargas eléctricas y amenazado con violación para obtener confesiones. La BICI además criticó el uso "desproporcionado" de gas lacrimógeno, parte del cual se produjo en EE. UU.

El régimen expresó su "desaliento" por los hallazgos e insiste en que las reformas avanzarán. Hasta el momento, creó una comisión nacional para poner en práctica las recomendaciones, que incluyen llamar a cuenta a los funcionarios y hacer que las sentencias militares se sometan a una revisión por un tribunal civil, informa Índice. El Gobierno también contrató a policías extranjeros para supervisar los cambios de seguridad, aunque uno de ellos es el ex jefe de policía de Miami John Timoney, "bien conocido por su capacidad para aplastar protestas", informó Sara Yasin de Índice.

Pero EE. UU. y la ONU están mandando emisarios a Bahrein para monitorear la puesta en práctica de las recomendaciones de la BICI.

"Esas metas son más a largo plazo y no enfrentan la situación actual", sostuvo Yasin. "Si el Gobierno espera moverse hacia adelante y ganarse la confianza de aquellos que no creen que la comisión fue nada más que un ejercicio para reparar la reputación internacional de Bahrein, entonces es importante permitir a los manifestantes que se manifiesten, y cambiar la ofensiva contra manifestantes en el terreno".

Último tweet:

30 firings and resignations after 'collaborators' take over board of Turkish daily "Cumhuriyet".… https://t.co/8oiT9X6V3m