REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La muerte no es el final: mantener vivo el mensaje de Kem Ley en Camboya y más allá

"Limpia tus lágrimas, continúa tu viaje". Esta cita la hizo famosa el mismo Kem Ley; y después de su muerte, se ha convertido en el llamado de sus amigos y seguidores. Mientras muchos continúan lamentando su perdida, un número creciente de camboyanos se están sumando para abrazar su legado de promover el activismo de base, la transparencia y el buen gobierno, la igualdad y los derechos humanos.

Una niña se para frente a un retrato de Kem Ley, un prominente analista político camboyano, en su tumba en Ang Takok, Camboya, 20 de noviembre de 2016
Una niña se para frente a un retrato de Kem Ley, un prominente analista político camboyano, en su tumba en Ang Takok, Camboya, 20 de noviembre de 2016

AP Photo/Denis Gray

Si el objetivo de asesinar al analista político y comentarista camboyano Kem Ley era silenciarlo a él y su activismo, entonces aquellos que lo ordenaron claramente fracasaron. Más de un año después de su brutal asesinato en el centro de Phnom Penh, el legado de Kem Ley es mantenido vivo por valientes ciudadanos comunes que continúan la lucha por la justicia, la verdad y la transparencia en el gobierno, y un mejor futuro para los jóvenes.

El fracaso de aquellos que conspiraron para hacer a Kem Ley irrelevante fue evidente incluso el día de su asesinato. Cuando las noticias de su muerte se extendieron rápidamente a través de las redes sociales, cientos de personas acudieron en masa a las calles cercanas a la escena del crimen y se unieron a una protesta espontánea. En lugar de infundir miedo, la muerte de Kem Ley despertó al público y lo llevó a expresar su indignación contra lo que muchos creen que es otro espantoso caso de asesinatos extrajudiciales.

La multitud continúa creciendo para acompañar al cuerpo del asesinado comentarista político Kem Ley.

La marcha fúnebre de Kem Ley el 24 de julio de 2016 contó con la presencia de cientos de miles de camboyanos y fue descrita por los medios como la procesión funeraria más grande del país desde la muerte del rey Norodom Sihanouk en 2013. Durante los 90 kilómetros del cortejo fúnebre que conmemora los 100 días del asesinato de Kem Ley, decenas de miles de personas llenaron las calles desde Phnom Penh hasta Takeo (la provincia natal de Kem Ley), ondeando banderas, mostrando retratos de él y cantando consignas de democracia. Poemas, canciones y otras obras de arte en honor a Kem Ley fueron compartidas por artistas en solidaridad con aquellos que vieron el asesinato de Kem Ley como un ataque a la libertad de expresión y la democracia.

El asesinato de Kem Ley se convirtió en otro claro ejemplo de cuanto se ha empeorado la impunidad en Camboya. Levantó temores de que el primer ministro Hun Sen, que ha estado en el poder durante más de tres décadas, esté empeñado en intensificar la represión de las voces críticas antes de las elecciones generales de 2018.

Además de la muerte de Kem Ley, otros indicadores preocupantes de una creciente intolerancia a la disidencia bajo el gobierno de Hun Sen fueron citados por activistas y grupos de derechos humanos: hostigamiento de políticos de la oposición patrocinado por el Estado, la detención de activistas por los derechos a la tierra, la presentación de casos penales contra críticos de redes sociales y miembros de los medios, y amenazas de prohibir los grupos financiados por el extranjero.


¿Quién era Kem Ley?

Kem Ley fue un prominente analista político que era conocido por explicar los asuntos públicos de una manera simple y directa, fácil de entender por sus lectores y oyentes. Como investigador, criticó consistentemente muchas políticas del gobierno de Hun Sen. Pero sus comentarios políticos contundentes no perdonaron a otros grupos, incluida la oposición.

Era más que un observador entusiasta de la política camboyana. Fundó el Partido de la Democracia de Base (PBI) en 2015 como un partido político alternativo, para unir y empoderar a los ciudadanos en comunidades remotas, y lanzó la “Campaña de 100 Noches” en mayo de 2016, que incluyó un recorrido por el campo para explorar los problemas de familias rurales

La última entrevista de radio de Kem Ley tuvo lugar dos días antes de su asesinato. Se le pidió que compartiera sus puntos de vista sobre un explosivo informe de Global Witness sobre el vasto imperio empresarial de la familia Hun Sen titulado "Hostile Takeover" (Adquisición hostil). Durante la entrevista, Kem Ley instó al primer ministro a ser transparente acerca de las transacciones financieras de su familia y a refutar de manera convincente las acusaciones del informe que señalan que poseen más de 100 corporaciones.


Juicio fallido

La policía arrestó al ex soldado Oeuth Ang el mismo día del asesinato de Kem Ley. Se identificó como "Choub Samlab" ("Pagado para matar" en español), y afirmó que mató a Kem Ley porque este último le debía $ 3,000. El 23 de marzo de 2017, fue condenado a cadena perpetua por asesinato premeditado y posesión ilegal de armas.

Muchos analistas han señalado que el equipo de abogados del juicio no buscó otras pistas, como imágenes de cámaras de vigilancia que mostraban a agentes de policía hablando con el sospechoso unos minutos después de la muerte de Kem Ley, el absurdo del supuesto motivo del sospechoso - que incluso su esposa ha repudiado públicamente -, y el testimonio de testigos clave de que el sospechoso se reunió con altos oficiales militares y locales una semana antes de cometer el asesinato.

Mientras tanto, si la corte se mostraba reacia a aceptar nuevas pruebas que pudieran revelar quiénes estaban detrás del asesinato de Kem Ley, por el contrario se mostraba entusiasta con el tratamiento de los políticos de la oposición, que rápidamente fueron encontrados culpables de difamación por simplemente dar entrevistas y comentar en las redes sociales sobre la posible participación del gobierno de Hun Sen y del partido gobernante en el asesinato de Kem Ley.

Patrick Samnang Mey

Esta caricatura política de Patrick Samnang Mey refleja el sentimiento de muchos camboyanos: ¿Quién ordenó a Oeuth Ang que matara a Kem Ley? En una entrevista con IFEX, el dibujante recordó a sus colegas artistas que "la forma ideal de promover el legado de Kem Ley sería que los artistas expresen sus ideas políticas sin restricciones".

Puede leer más sobre el caso de Kem Ley en la página de campaña No más Impunidad de IFEX, aquí.


Vigilancia global

Además de la familia y amigos de Kem Ley, las organizaciones no gubernamentales (ONG) locales e internacionales se encuentran entre quienes han estado monitoreando activamente el caso y trabajado arduamente para mantener el interés público en la búsqueda continua de justicia. Más de 150 ONG firmaron una petición este año instando al establecimiento de una comisión independiente e imparcial para investigar el asesinato de Kem Ley. Su campaña llegó a varias agencias de la ONU y está ayudando a crear una conciencia global sobre el caso de Kem Ley y el alarmante deterioro de la democracia en Camboya.


Aniversario de su muerte

El aniversario de la muerte de Kem Ley en julio de 2017 fue conmemorado por varias personas y grupos, no solo para honrar su memoria, sino para involucrar a más personas en la búsqueda de la verdad y la justicia. Las actividades se llevaron a cabo en Phnom Penh, Takeo, Banteay Meanchey en el noroeste de Camboya e incluso en Melbourne, Australia. Entre los participantes habían antiguos colegas y amigos, pero también monjes budistas, estudiantes, artistas, trabajadores, ONG y otros camboyanos preocupados que habían sido directa o indirectamente influenciados por el trabajo de Kem Ley. Fue una ocasión para destacar cómo Kem Ley sigue siendo un ícono de inspiración política para personas de todo el país y más allá.


El trabajo continúa: PBI y GAJ

El Partido de la Democracia de Base (PBI) ha prometido seguir la lucha por justicia. Planea participar en las elecciones de 2018 a través de su actual representación ciudadana en 10 comunas de las provincias de Phnom Penh, Kampong Speu, Kampot y Takeo.

Otro grupo fundado por Kem Ley es el Grupo de Analistas Jóvenes (GAJ). Antes de su muerte, dedicó mucho tiempo a la tutoría de estudiantes e intelectuales jóvenes sobre cómo convertirse en analistas políticos efectivos. Con la esperanza de producir una nueva generación de camboyanos que pudieran provocar la revitalización de la cultura política del país, entrenó a estudiantes en investigación básica, periodismo y análisis. Su desaparición prematura no ha puesto fin a su visión para el GAJ. El grupo continúa su trabajo.

Haremos a Cambodia grande otra vez al mejorar la investigación y el desarrollo social. Grupo de Jóvenes Analistas en Camboya.

Hang Vitou, también miembro fundador de GAJ, habló con IFEX acerca del estado de su grupo, que ahora tiene 23 miembros.

"La situación de nuestro grupo está bien, aunque hay algunas dificultades, amenazas o intimidación por parte de los gobernantes locales; pero aún continuamos nuestra misión que fue establecida por el Dr. Kem Ley cuando estaba vivo."

Hang Vitou agregó que GAJ continúa entrenando a los jóvenes en los métodos de Kem Ley, incluida la realización de investigación social y política a nivel de base. Además, se alienta a los alumnos a mejorar su pensamiento creativo mediante debates semanales, realizando visitas de estudio en diversas localidades y practicando sus habilidades en la estación de radio.


Libros de recuerdo

Actualmente, GAJ está compilando los escritos de Kem Ley, que tiene la intención de publicar para promover las ideas del fundador del grupo.

Una iniciativa similar se llevó a cabo el año pasado por la Khmer Asociación de Estudiantes de la Liga Inteligente, que publicó casi 13000 copias de dos libros basados en las sátiras políticas de Kem Ley y su investigación sobre corrupción, deforestación y otros temas de desarrollo. El grupo distribuyó 1000 libros a bibliotecas universitarias en Phnom Penh.

Facebook/ Khmer Asociación de Estudiantes de la Liga Inteligente


"Limpia tus lágrimas, continúa tu viaje"

La cita anterior la hizo famosa el mismo Kem Ley; y después de su muerte, se ha convertido en el llamado de sus amigos y seguidores. De hecho, mientras muchos continúan lamentando su perdida, un número creciente de camboyanos que conocían a Kem Ley también están aumentando su determinación de abrazar su legado de promover el activismo de base, la transparencia y el buen gobierno, la igualdad y los derechos humanos.

Para Chak Sopheap, Director Ejecutivo del Centro Camboyano de Derechos Humanos, no hay mejor manera de honrar a Kem Ley que continuar con su defensa de la justicia social:

"Como Camboya está experimentando actualmente una importante ofensiva contra los medios independientes, las ONG y la oposición política, es vital que los camboyanos comunes hablen y no permitan que esto ocurra en silencio. El mayor tributo que alguien podría pagarle a Kem Ley sería involucrarse en la promoción de los derechos humanos y la justicia social a nivel popular."

Último tweet:

#Colombia: En año y medio 41 entidades del Estado gastaron 148.659 millones de pesos en pauta publicitaria… https://t.co/ZiHeUK7aHd