REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

¿Dónde están mis datos? Un informe completo de cómo defienden nuestros derechos las empresas que dan acceso a internet

Flickr/Longmont Power and Communications - Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-NC-ND 2.0)

Este artículo fue publicado originalmente en karisma.org.co el 14 de noviembre de 2017.

El día de hoy la Fundación Karisma lanzó la tercera edición de ¿Dónde están mis datos?, un informe que busca impulsar prácticas de transparencia entre las empresas que dan acceso a internet.

La información que producimos y compartimos en internet genera huellas que pueden ser rastreadas, registradas, acumuladas o compartidas por empresas privadas y gobiernos. Es por eso que es indispensable que quienes dan acceso a internet sean transparentes sobre la forma como cuidan los datos de las personas y ,en general, como protegen los derechos a la intimidad y a la libertad de expresión.

Por tercer año consecutivo, la Fundación Karisma, una organización líder en derechos digitales en Colombia, con el apoyo de las organizaciones internacionales Electronic Frontier Foundation y Access Now, publicó el informe ¿Dónde están mis datos? 2017. Este informe analiza las políticas de las empresas que son utilizadas por millones de personas en el país para dar acceso a internet: Telefónica-Movistar, Claro, ETB, Tigo-UNE, DIRECTV, Emcali y Telebucaramanga.

El informe permite identificar las buenas prácticas frente al respeto de los derechos humanos en el entorno digital y resalta a las empresas que las implementan, más allá de verificar si cumplen con las obligaciones legales. Igualmente, identifica espacios donde pueden mejorar.

En el informe ¿Dónde están mis datos? 2017, se analizan los compromisos de estas empresas en cuatro ejes temáticos: compromisos políticos, intimidad, libertad de expresión y seguridad digital. Adicionalmente, este año Karisma analizó las políticas de las empresas seleccionadas en términos de la promoción de la equidad de género y el apoyo a las personas con discapacidad, encontró que es un aspecto en el que están trabajando varias de ellas.

Las personas que usamos los servicios de las empresas que dan acceso a internet dependemos de ellas para que protejan nuestra intimidad. "El principal hallazgo en 2017 es que ETB, empresa nacional que no tiene vínculos con multinacionales, fue la primera en publicar su informe de transparencia donde ofrece información sobre las solicitudes de datos que le hace el gobierno", asegura Carolina Botero, directora e investigadora de la Fundación Karisma. "Esta información, confirma que hay un gran abanico de entidades estatales que piden información de quienes usan sus servicios, es decir que no solo lo hace la Fiscalía", agrega Botero.

Los datos que las empresas entregan con base en esas solicitudes pueden revela una gran cantidad de información sin que la persona afectada sepa lo qué está sucediendo, ni puede impugnar o limitar su alcance. El mecanismo no ofrece ninguna garantía; por ejemplo, es diferente de lo que sucede en un allanamiento a la casa de alguien para encontrar información. En este caso la persona se da cuenta y puede actuar.

Aunque publicar informes de transparencia es común para compañías internacionales como Telefónica-Movistar o Tigo-UNE, no lo hacen de forma sustantiva para Colombia. Adicionalmente, la evaluación en 2017 establece que la mayoría de las empresas se comprometen a notificar a sus clientes cuando hay solicitudes de información, aunque no es posible saber si efectivamente lo hacen, su compromiso nos permite ser optimistas.

Por otra parte, estas empresas están en capacidad de bloquear contenidos y cancelar cuentas, pudiendo afectar gravemente la libertad de expresión de las personas. Todas las empresas mencionan que lo hacen cuando se trata de contenidos de abuso sexual de menores, pero ninguna explica cómo lo hacen y, de acuerdo con la información publicada por ETB, hay también bloqueos de contenido por orden judicial y por phishing, sin que tengamos claro cuál es el procedimiento y cómo se protegen los derechos de las personas afectadas.

Finalmente, Karisma revisó los compromisos de las compañías en temas de seguridad digital para proteger la información de las personas, verificó si informan sobre su actuación frente a brechas de seguridad y si usan el protocolo HTTPS en sus páginas web. Las empresas que dan acceso a internet y que tienen la mayor parte del mercado en el país (Telefónica-Movistar y Claro) no obtienen resultados positivos en este aspecto.

El informe ¿Dónde están mis datos? 2017 se puede consultar aquí.

Último tweet:

Assassinat de la journaliste maltaise Daphne Caruana Galizia, RSF réitère sa demande d'enquête indépendante… https://t.co/vAKlHIAVSv