REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Turbas atacan a periodistas y Turquía entrega sentencias de cárcel a 28 académicos

Europa y Asia Central en enero: buenas noticias desde Azerbaiyán, violencia anti-LGBTI+ en Chechenia, miembro de IFEX en juicio en Turquía, periodistas atacados por manifestantes en toda Europa, dudosas convicciones en Tayikistán y Montenegro, manifestantes exigen la protección de la prensa independiente en Serbia y Hungría…

Manifestantes llevan una pancarta con los retratos de los presos políticos de Azerbaiyán durante una manifestación por la libertad de prensa en Berlín, Alemania, el 21 de enero de 2015
Manifestantes llevan una pancarta con los retratos de los presos políticos de Azerbaiyán durante una manifestación por la libertad de prensa en Berlín, Alemania, el 21 de enero de 2015

Maurizio Gambarini/picture alliance via Getty Images

Esta es una traducción del artículo original.


Buenas noticias desde Azerbaiyán

Como algo inusual, se recibieron dos buenas noticias sobre Azerbaiyán en enero. La primera fue la eliminación de los cargos de asalto por motivos políticos contra Mehman Huseynov, miembro de IFEX encarcelado. Esto ocurrió luego de una ola de indignación nacional e internacional, protestas de miembros de IFEX e instituciones europeas, manifestaciones en las calles de Bakú y huelgas de hambre en diversas prisiones. Huseynov, quien fue encarcelado por cargos inventados de difamación en 2017, debe ser liberado en marzo. Después de que se retiraran los cargos en su contra, el Instituto para la Libertad y Seguridad de los Reporteros (IRFS), del cual Huseynov es el presidente, nos recordó que había muchos otros presos políticos en las cárceles de Azerbaiyán.

Uno de estos presos políticos es el periodista Afgan Mukhtarli. Fue secuestrado en Georgia en 2017 y trasladado a Bakú, donde fue condenado por cargos falsos y recibió una sentencia de seis años de prisión. Este mes, Índice de la Censura, reiteró su llamado pidiendo su liberación.

La segunda buena noticia en enero fue la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de que Azerbaiyán había violado los derechos de privacidad y libertad de expresión de la periodista Khadija Ismayilova, en el marco de su investigación criminal teñida de una campaña de desprestigio contra ella. Parte de esta campaña de desprestigio involucró cámaras ocultas colocadas en su casa y la publicación en línea de un video íntimo de Ismayilova y su novio. Se ordenó a Azerbaiyán que le pagara 15,000 euros [17,100 dólares americanos] en daños.


Manifestantes atacan a la prensa

En Francia, las protestas de los chalecos amarillos continuaron en enero. Individuos y grupos de ambos extremos del espectro político se han unido a estas manifestaciones tentaculares, a veces violentas. La violencia ha sido dirigida a la policía, a la prensa y también entre ellos (como muestra este video de un grupo de chalecos amarillos de extrema derecha que atacan a un grupo de chalecos amarillos de extrema izquierda). Lo que impactó particularmente este mes, fue un ataque a reporteros por parte de una multitud durante una manifestación en Rouen.

VIDEO @paris_normandie. Un equipo de periodistas del canal @LCI atacado por manifestantes en #Rouen. Los dos periodistas estaban acompañados por dos guardias de seguridad, uno de los cuales tuvo que ser trasladado al hospital.🔴 Siga la transmisión en vivo ➡ https://bit.ly/2RoXU0f

Las organizaciones de periodistas franceses han expresado su indignación por estos ataques a la prensa. Reporteros sin Fronteras y otros grupos de la prensa nacional lanzaron una petición pidiendo el fin de la violencia contra los periodistas (tanto de los chalecos amarillos como de la policía antidisturbios): "¡Los ciudadanos tienen derecho a manifestarse, los periodistas a informar!"

En el Reino Unido, los periodistas y los políticos fueron víctimas de abusos e intimidaciones por parte de grupos de extrema derecha que se han unido al movimiento pro-Brexit. A principios de enero, estos grupos gritaron amenazas de muerte y de violación a las trabajadoras de los medios de comunicación fuera del Parlamento; la periodista Dawn Foster fue una de ellas. Que bien la policía que sólo observa tranquilamente mientras un grupo de hombres nos gritan sin parar a Anna Soubry, Kay Burley y a mí, que esperan que seamos violadas analmente con un palo con una bandera de la UE. Los papás de varias personas están llevando bien el divorcio.

El columnista Owen Jones recibe frecuentemente amenazas y abusos. Fue atacado en público en al menos dos ocasiones este mes, de nuevo por turbas de extrema derecha pro-Brexit. Así que, luego de hablar en el rally @pplsassembly de hoy, fui acosado por fascistas que intentaban lanzarme golpes y que me escupieron en el cuello (¡lo sé, puaj, una escupida fascista!) Gracias a los compañeros que los mantuvieron a raya. Nuevamente, no estamos intimidados por estos fascistas, vamos a derrotarlos.

En Italia, los neofascistas atacaron a los periodistas Federico Marconi y Paolo Marchetti mientras cubrían un evento organizado en Roma a principios de mes por dos grupos neofascistas, Avanguardia Nazionale y Forza Nuova. Ha habido un aumento en los ataques denunciados contra periodistas por parte de matones de extrema derecha desde que se instaló el gobierno populista y antiinmigrante en junio de 2017.

El 20 de enero en Grecia, varios periodistas fueron atacados por miembros de la extrema derecha Golden Dawn. Estaban cubriendo una protesta en Atenas contra un acuerdo de cambio de nombre con la Antigua República Yugoslava de Macedonia, que el Parlamento griego votó para reconocer como la República de Macedonia del Norte.


28 académicos para la paz fueron condenados a penas de prisión

En Turquía, continúa la persecución de periodistas y activistas. Para obtener una descripción completa de todas las noticias relacionadas con esto, consulte las actualizaciones periódicas proporcionadas por Bianet, el Comité para la Protección de los Periodistas, la Plataforma para el Periodismo Independiente (más Expression Interrupted) y la Iniciativa para la Libertad de Expresión - Turquía.

Las siguientes actualizaciones de casos son de particular interés para los miembros de IFEX:

La periodista Pelin Ünker fue condenada el 8 de enero por "insultar a un funcionario público" y "difamación" por su reportaje sobre las filtraciones de "Papeles del Paraíso" en el diario Cumhuriyet. El caso fue presentado por abogados que representan al ex primer ministro, Binali Yıldırım, y sus hijos, cuyas actividades comerciales secretas fueron reveladas por Ünker. Fue sentenciada a un año, un mes y 15 días en la cárcel.

El 28 de enero, se reanudó el juicio del miembro de IFEX y representante de Reporteros sin Fronteras en Turquía, Erol Önderoğlu. Se le acusa de "propaganda terrorista" por un acto de solidaridad con el periódico kurdo Özgür Gündem (en el que se desempeñó como coeditor). La próxima audiencia tendrá lugar el 27 de febrero.

Veintiocho "Académicos para la Paz" fueron condenados a penas de prisión entre mediados de diciembre de 2018 y el 24 de enero de 2019. Todos fueron condenados por "propaganda terrorista" y a la gran mayoría se le suspendieron sus sentencias. Tres académicos, sin embargo, deberán pasar entre dos años, un mes y tres años en la cárcel. Los 28 se encuentran entre los 1.128 signatarios que agregaron sus nombres a una petición de paz en enero de 2016 que pedía el fin de la violencia estatal contra los kurdos en el sureste de Turquía y que condenó el no-respeto de la ley por parte del gobierno turco.

Mehmet Osman Kavala, líder de la sociedad civil, ha estado en la cárcel por más de un año a pesar de que aún no se han presentado cargos contra él. En enero, Dunja Mijatovic, el Comisionado de Derechos Humanos del Consejo de Europa, presentó una opinión en el caso presentado por Kavala contra el gobierno turco ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Destacó el uso que hace Turquía de los procedimientos penales para castigar las actividades que están protegidas por las normas internacionales de derechos humanos y señaló que las detenciones formaban parte de "un patrón más amplio de represalias en Turquía contra activistas de la sociedad civil y defensores de los derechos humanos por su trabajo legítimo".


Foco en el género

Hubo informes este mes de que las autoridades de Chechenia volvieron a detener y torturar a personas LGBTQI+: según informes, dos personas murieron como resultado de torturas policiales y unas 40 personas fueron detenidas. En 2017, cientos de hombres LGBTQI+ fueron arrestados y sometidos a horribles abusos físicos. El jefe de la República de Chechenia, Ramzan Kadyrov, había afirmado anteriormente que Chechenia debía eliminar a sus personas LGBTQI+ para "limpiar nuestra sangre".

Terribles noticias de #Chechenia #Rusia.
Nueva ola de violencia contra personas LGBT patrocinada por el Estado. Se informa que dos murieron por #torturas y docenas han sido detenidas. https://www.bbc.com/news/world-europe-46871801


Enero trajo algunas buenas noticias en el tema del género: el Tribunal Constitucional de Lituania dictaminó que la denegación rutinaria de los permisos de residencia a los cónyuges de ciudadanos LGBTQI+ que se casaron en el extranjero fue discriminatoria y violaba la dignidad humana. El Estado deberá ahora otorgar la residencia a estos cónyuges extranjeros. Sin embargo, también se debe tener en cuenta que la ley lituana todavía no reconoce las uniones entre personas del mismo sexo.


Rusia: Más ataques legislativos contra la libertad de expresión

En enero, la ley rusa de 2015 sobre "organizaciones indeseables" se usó por primera vez en un caso penal contra un activista de derechos. Anastasia Shevchenko fue arrestada el 21 de enero y ahora está bajo arresto domiciliario hasta el 20 de marzo. Shevchenko es miembro del Movimiento Cívico Abierto de Rusia (Open Russia Civic Movement - ORCM), grupo no registrado y pro democracia, que las autoridades creen que forma parte de una organización prohibida con sede en el Reino Unido. OCRM niega cualquier conexión con dicha organización. La ley sobre "organizaciones indeseables" permite al fiscal general prohibir cualquier organización extranjera que se perciba como "dañina" a Rusia; Los castigos para las personas declaradas culpables de "participación" en estas organizaciones van desde multas hasta seis años de cárcel.

El 24 de enero, los legisladores rusos aprobaron la primera lectura de dos proyectos de ley que penalizarían los "insultos" al Estado y la propagación de noticias falsas. Las condenas bajo la primera ley podrían resultar en una sentencia de 15 días de cárcel, en tanto las condenas bajo la segunda darían lugar a multas. Consulte el análisis de ARTICULO 19 para obtener más información.

En enero se cumplió el primer aniversario del encarcelamiento en Chechenia del líder de la sociedad civil rusa, Oyub Titiev. Está detenido bajo dudosos cargos relacionados con drogas. Titiev dirige la oficina en Chechenia de la organización rusa de derechos humanos Memorial. La oficina de Memorial en Ingushetia fue incendiada por desconocidos en el momento del arresto de Titiev.


En breve

El 15 de enero en Montenegro, el periodista de investigación Jovo Martinović fue condenado por el tráfico de drogas y por ser miembro de un grupo delictivo; fue sentenciado a 18 meses de cárcel. La evidencia presentada en su contra fue que había estado en contacto con algunos de los sospechosos en un presunto plan de tráfico de drogas mientras trabajaba en un documental. El Comité para la Protección de los Periodistas y la Federación Internacional de Periodistas protestaron por la condena y la sentencia.

En Tayikistán, el periodista anticorrupción Khayrullo Mirsaidov fue condenado en ausencia a ocho meses de prisión por violar una orden judicial y abandonar ilegalmente el país. Fue liberado de la cárcel en agosto de 2018 luego de que una condena de 12 años de prisión por delitos financieros se cambiara en una multa y servicio comunitario. Su sentencia de ocho meses de cárcel fue dictada porque abandonó el país para recibir tratamiento médico.

En Hungría, continuaron en enero las manifestaciones contra la llamada "ley de esclavos" (que obliga a los empleados a trabajar hasta 400 horas de tiempo adicional al año y esperar hasta tres años para recibir el pago) y por una prensa libre y un poder judicial independiente. El gobierno, que supuestamente gastó 40 millones de euros en propaganda contra George Soros en 2017, siguió culpando al multimillonario filántropo de los derechos humanos por estas protestas.

La manifestación en #Hungría alcanzó el metro arany janos en ruta a Kossuth ter. "O1G" canciones y música. Protesta contra la ley de esclavos, por un poder judicial independiente y medios libres.

En Kherson, Ucrania, las oficinas de Novyy Den fueron atacadas por personas que dispararon hacia las ventanas y tiraron gas lacrimógeno en el edificio. Dos sospechosos han sido detenidos.

En el mes de enero hubo manifestaciones en Belgrado, Serbia. Los manifestantes le pidieron al presidente Aleksandar Vucic que proteja a los medios de comunicación y a la oposición. Las protestas fueron provocadas por un asalto en noviembre contra el político opositor Borko Stefanovic. Un estudio reciente de los Balcanes mostró que Serbia es el país donde los periodistas corren más riesgo.

Último tweet:

Authorities in Benin arrest journalist Casimir Kpédjo, editor of newspaper Nouvelle Economie, over a story about B… https://t.co/mT0bNLZfAF