REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Autoridades arrestan a docenas de manifestantes y escritores

Las autoridades arrestaron a al menos 22 manifestantes y nueve activistas y escritores desde finales de mayo, en lo que la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI) llamó "la mayor [ofensiva] en meses que ha alcanzado a prominentes miembros de la oposición y periodistas".

La ofensiva se produce en medio de crecientes demandas a favor de reformas en redes medios sociales y blogs. Se cree que los blogueros y escritores que estuvieron entre los primeros en ser arrestados fueron seleccionados por puntos de vista que habían expresado en línea, informa Reporteros sin Fronteras (RSF), citando diversos sitios web de Omán.

Los primeros arrestos ocurrieron el 31 de mayo, cuando tres miembros del Grupo de Omán por los Derechos Humanos fueron arrestados mientras se dirigían a entrevistar a petroleros en huelga. El grupos de derechos mantiene una página de Facebook activa en la que documentan los acontecimientos de derechos humanos en el país, informa Human Rights Watch. En la siguiente semana, otros seis activistas fueron detenidos.

Finalmente, el 11 de junio, los policías llegaron a un plantón organizado en la capital de Muscat en solidaridad con los escritores y activistas que habían sido arrestados en las semanas anteriores, y arrestaron a 22 manifestantes, informa la ANHRI. Varios de los manifestantes habían firmado una petición pública ese día para exigir la liberación de los nueve activistas.

Uno de los arrestados en el plantón fue Said Al-Hashemi, un conocido escritor y bloguero que antes había sido secuestrado y torturado, según la ANHRI, y dos mujeres defensoras de los derechos humanos que comenzaron una huelga de hambre contra su detención constante y la falta de acceso a sus familias y abogados, según el Centro del Golfo para los Derechos Humanos (GCHR).

Esa semana, el 4 de junio, el fiscal había amenazado con tomar "todas las medidas legales adecuadas" contra los activistas que hubieran hecho "llamados incitantes […] con el pretexto de la libertad de expresión".

La mayor parte de las personas arrestadas no han sido acusadas formalmente, con la excepción unas cuantos que enfrentan cargos de "incitación a protestar". El cargo es un supuesto "delito contra la seguridad del Estado" que queda fuera del alcance del Código Penal ordinario, y sus castigos potenciales no se hacen públicos, informa Human Rights Watch, citando a un abofado de Omán que pidió no ser identificado.

Último tweet:

The 2018 Michael Elliott Award for Excellence in African Storytelling will honour an up-and-coming journalist in Af… https://t.co/qEDyWLKifc