REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

MIEMBROS DE IFEX CRITICAN A ISRAEL POR AGRESIONES A LOS MEDIOS

Israel deberá dejar de atacar a las agencias de noticias y periodistas palestinos y permitir inmediatamente el acceso de corresponsales extranjeros a la franja de Gaza de conformidad con un fallo de la suprema corte la semana pasada, dicen miembros de IFEX.

El 2 de enero, Israel acordó permitir la entrada de ocho periodistas extranjeros a Gaza cuando se abrieran los cruces fronterizos de Israel a Gaza, tras una petición firmada por la Asociación de la Prensa Extranjera y ante la Suprema Corte. Pero el plan se abandonó cuando se intensificaron los combates alrededor del control de Erez, el principal cruce civil de Israel a Gaza.

Human Rights Watch, el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) instaron a Israel a abrir Gaza a periodistas y monitores de derechos humanos para informar sobre las acciones de ambos lados. "Su presencia puede disuadir a las partes en conflicto de cometer abusos y ayudar a salvar vidas", dice Human Rights Watch.

La prohibición ha impedido que más de 400 periodistas extranjeros en Israel cubran el ataque de Israel a Hamas desde el interior de Gaza y ha suscitado críticas de que Israel está tratando de manipular la noticia. También ha hecho que los corresponsales y reporteros palestinos que están en Gaza estén aún más expuestos, especialmente porque la Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) infringen el derecho internacional al atacar a empresas de medios de comunicación, dicen el Centro Palestino para el Desarrollo y la Libertades de Medios (MADA) y los miembros de IFEX.

El fotógrafo local Hamza Shahin, de la agencia de noticias Shehab, murió la semana pasada de heridas sufridas durante un ataque israelí el 7 de diciembre en el norte de Gaza, informa la FIP. Las fuerzas israelíes también ha atacado vehículos dentro de Gaza marcados "Prensa" o "TV" y otro camarógrafo fue lesionado, dice la FIP.

El 5 de enero, el octavo día de su campaña militar, las FDI dispararon dos misiles a las oficinas del semanario "Al-Risala", afiliado a Hamas, dice el CPJ. El ataque destruyó todo el equipo del periódico que estaba en la redacción, ubicada en un edificio residencial en un área densamente poblada de la ciudad de Gaza. No hubo empleados muertos ni lesionados en el ataque nocturno, pero el daño estructural obligó a los residentes a abandonar el edificio.

Unos minutos después del bombardeo, las FDI también bombardearon al-Rantisi, el taller de impresión comercial que publica "Al-Risala", dice el CPJ. El periódico no ha aparecido en los puntos de venta desde el 30 de diciembre debido que el personal no ha podido trabajar debido a los combates.

Las FDI también siguieron interfiriendo esporádicamente las frecuencias de radio Sawt al-Sha'b y Al-Aqsa TV, con sede en Gaza, con propaganda militar israelí que pide a los palestinos abandonar a Hamas, dice el CPJ. El 29 de diciembre, las FDI bombardearon las oficinas centrales de Al-Aqsa y las destruyeron por completo, informan los miembros de IFEX. La estación sigue transmitiendo desde una ubicación remota.

Los miembros de IFEX recordaron a las autoridades israelíes que los periodistas y las instalaciones de los medios son blancos civiles y están protegidos de conformidad con la resolución 1738 de la ONU. "El derecho internacional ofrece una protección clara para periodistas, incluso durante operaciones militares, y las instalaciones de medios sólo pueden ser atacadas si cumplen una función militar", dice el CPJ.

Desde principios de noviembre de 2008, cuando el alto al fuego entre Israel y Hamas comenzó a deteriorarse, el Gobierno israelí ha restringido severamente el acceso a Gaza a los periodistas extranjeros y monitores de derechos humanos, y no se ha permitido la entrada a ninguno desde que comenzó la ofensiva militar actual el 27 de diciembre. El Gobierno israelí prohibió desde hace tiempo a periodistas israelíes la entrada a Gaza por temores por su seguridad, pero se permitía la entrada a reporteros extranjeros.

Antes, los funcionarios israelíes habían expresado disgusto por la cobertura de los medios internacionales de los eventos en Gaza; decían que exageraba el sufrimiento palestino y no siempre aclaraba que las acciones militares israelíes eran en respuesta a ataques palestinos. Los funcionarios dijeron que preferían que los palestinos hicieran los informes desde Gaza.

Mientras tanto, las FDI comenzaron el combate por "corazones y mentes en línea". El 29 de diciembre, las FDI se volvieron las primeras fuerzas armadas nacionales en crear un canal de YouTube dedicado, que muestra tomas de ataques de cohetes contra Israel, alijos de armas encontrados y camiones con ayuda que entran a Gaza, informa vnunet.com.

Según los funcionarios de salud de Palestina, los ataques israelíes han matado a más de 600 palestinos en Gaza en la última ofensiva, cerca de un cuarto de ellos civiles.

Visite estos vínculos:
- CPJ: http://tinyurl.com/8st3dv
- Human Rights Watch: http://tinyurl.com/97cdsb
- FIP: http://tinyurl.com/9e3fbs
- MADA: http://www.madacenter.org
- Haaretz.com: http://tinyurl.com/8xwsnl
- vnunet.com: http://tinyurl.com/a4gv2h
(7 de enero de 2008)

Último tweet:

Meng Hongwei, former Interpol president and China's vice-minister for public security, could have been subjected to… https://t.co/YroMNO7lbK