REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Acuerdos comerciales de UE ignoran represión a medios

Turkmenistán, un país rico en gas, ha empleado su posición para obtener acuerdos de comercio preferencial con la Unión Europea. Mientras cautiva a la comunidad internacional con la promesa de nuevos ductos, mantiene una cultura del temor en la que no hay absolutamente ninguna crítica al Gobierno en los medios, informan Human Rights Watch y Reporteros sin Fronteras (RSF). El régimen se niega además a dejar a los periodistas a viajar al extranjero, dice RSF.

El 27 de julio, los ministros de la UE aprobaron un acuerdo comercial que promete relaciones más amplias con Turkmenistán, haciendo caso omiso del todo a la represión de los medios y el deplorable estado de los derechos humanos en el país, dice Human Rights Watch.

Según RSF, Turkmenistán está intentando diversificar y mejorar su imagen internacional. El presidente Gurbanguly Berdymukhamedov se puso en contacto con sus vecinos y renovó lazos con el presidente ruso Dmitry Medvedev el 13 de septiembre y se reunió con el presidente ucraniano Viktor Yushchenko. El presidente Berdymukhamedov hizo un llamado a socios potenciales en un discurso el 12 de septiembre, en el que destacó varios proyectos de gasoductos.

"El sucesor de Turkmenbashi ha estado preparando esta ofensiva diplomática durante algún tiempo pero no deberá cifrar esperanzas en el cambio de tono de su Gobierno", dijo RSF. "El régimen turcomano espera seducir a la comunidad internacional con un nuevo acercamiento". RSF clasifica al país en el puesto 171 de 173 en su índice de libertad de prensa.

Ogulsapar Muradova, la corresponsal en Turkmenistán de Radio Europa Libre/Radio Liberty, fue golpeada por guardas de prisión hace tres años, el 12 de septiembre de 2006, informa RSF. Otros dos periodistas condenados al mismo tiempo que Muradova siguen detenidos: Sapardurdy Khadjiyev y Annakurban Amanklychev. Fueron sentenciados a seis y siete años de cárcel respectivamente en agosto de 2006 por un cargo inventado de "posesión de municiones ilegales" después de ayudar a prepara un informe sobre Turkmenistán para la estación de TV francesa "France 2". El caso asegura que los periodistas locales declinarán toda invitación para trabajar par medios noticiosos extranjeros.

Los cibercafés están permitidos pero el acceso a sitios web de la oposición está bloqueado, el correo electrónico se vigila y visitar sitios web alternativos puede ser muy peligroso, dice RSF.

"La seguridad energética y los derechos humanos no son metas mutuamente exclusivas", dice Human Rights Watch. "La UE debería usar la relación mejorada con Turkmenistán como una oportunidad para impulsar a favor de un cambio positivo".

Último tweet:

Con la ley también se puede cercenar la libertad. En #México presentaron en el Senado iniciativa que criminaliza la… https://t.co/jZOXCb4Mvj