REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Nada que declarar: consejos del CPJ para los periodistas que cruzan la frontera de Estados Unidos

Steven Clevenger/Corbis via Getty Images

Este artículo fue publicado originalmente en cpj.org el 2 de enero de 2019.

El organismo de Aduanas y Protección Fronteriza (Customs and Border Protection, CBP) de Estados Unidos tiene autoridad para examinar los dispositivos electrónicos sin orden judicial ni causa probable. Las organizaciones defensoras de los derechos civiles están impugnando esta autoridad ante los tribunales, pero los periodistas deben estar conscientes de que la práctica actual los arriesga a exponer sus contactos, fuentes y el material periodístico guardado en las computadoras portátiles, los teléfonos y demás dispositivos.

No es posible ofrecer consejos uniformes sobre la seguridad digital para aquéllos que cruzan la frontera estadounidense, porque cada persona tiene distintas necesidades y riesgos de seguridad. Sin embargo, todos los periodistas deben realizar una exhaustiva evaluación del riesgo antes de viajar, tomando en cuenta el estado migratorio, el historial de viajes, el motivo para visitar Estados Unidos, y los datos almacenados en sus dispositivos.

Los periodistas, ya sean ciudadanos estadounidenses o no, deben estar conscientes de sus derechos y saber qué esperar si los paran. La Electronic Frontier Foundation posee información general sobre cómo prepararse y qué esperar cuando se viaje por los aeropuertos y otros puertos de entrada a Estados Unidos, la cual se puede consultar aquí. Alentamos a los periodistas que planean viajar a Estados Unidos a revisar la información.

Los periodistas a quienes se les pida entregar o desbloquear dispositivos digitales que contengan materiales de carácter confidencial, deben informar a los funcionarios que los medios tienen la obligación ética de proteger las fuentes y el material sin publicar. El CPJ conoce algunos casos en que los periodistas evitaron la inspección de sus dispositivos electrónicos al pedirles a los agentes fronterizos que llamaran al asesor jurídico de su medio noticioso o al declarar que el dispositivo era propiedad de la empresa. No obstante, los periodistas deben estar conscientes de que negarse a cooperar con las solicitudes del CBP puede traer como consecuencia que los sigan interrogando, retrasos en el viaje, la confiscación del equipo y, en algunos casos, la negativa a permitirles el ingreso a Estados Unidos si no se trata de ciudadanos de Estados Unidos.

Las políticas actualizadas del CBP respecto a las inspecciones de dispositivos electrónicos declaran que a los agentes no se les permite obtener acceso intencionalmente a datos que se almacenan exclusivamente en un servidor remoto (por ejemplo, en la nube), y que ellos deben asegurar que la conectividad inalámbrica esté inhabilitada antes de una inspección. Las políticas declaran que los agentes deben tener una sospecha razonable y contar con la revisión de un supervisor para la mayoría de las "inspecciones avanzadas", en las cuales los agentes conectan un dispositivo a equipo externo con el propósito de copiar información o recuperar archivos encriptados o borrados.

Se aconseja a los periodistas viajar con dispositivos que contengan el mínimo de información personal y de trabajo. De ser posible, compre equipos electrónicos, por ejemplo teléfonos y computadoras portátiles, que se utilicen únicamente para viajes. En tales dispositivos, solamente debe guardar información y detalles de contacto que sean necesarios para su viaje, y la información no debe ponerlos en riesgo ni a usted ni a sus fuentes.

Los periodistas deben estar conscientes de que los dispositivos con pocos datos personales o que hace poco se han borrado pueden señalarse como sospechosos. Los periodistas tendrán que evaluar los riesgos antes de viajar y tomar decisiones de acuerdo con su perfil de riesgo.


Antes de viajar

. Piense en cómo reaccionará si lo para un guardia fronterizo. Esto debe ser parte de su evaluación del riesgo y también se puede hablar de antemano con su empleador y/o abogado.

. Revise qué información está almacenada en sus dispositivos y tome medidas para eliminar datos que puedan ponerlos en riesgo a usted y a sus fuentes. Revise las fotos, los videos y los documentos, así como la información que esté en las aplicaciones de mensajería.

. Haga copias de reserva de la información en un disco duro externo o traslade la información a un servicio en la nube.

. Salga de sus cuentas y desinstale cualquier aplicación que le pueda proporcionar a un guardia fronterizo información que usted no se sienta cómodo compartiendo. Por ejemplo, aplicaciones de medios sociales que incluyan conversaciones. Cuando sea posible, haga copias de reserva del contenido de las aplicaciones de mensajería, para evitar perder cualquier información cuando reinstale la aplicación.

. Active la encriptación de disco completo para sus dispositivos. Cree una contraseña larga o una frase de contraseña.

. Es posible que usted quiera viajar sin conocer sus contraseñas. Si usted crea una frase de contraseña para sus dispositivo encriptados que usted no se ha aprendido, puede guardar la frase de contraseña con un contacto de confianza hasta que usted haya cruzado la frontera. Esté consciente de que los guardias fronterizos pueden comenzar a sospechar de usted si no puede desbloquear sus dispositivos. La política del CBP declara que el organismo puede retener un dispositivo si un agente no puede realizar una inspección debido a una contraseña.

. Es más seguro bloquear el teléfono con un número PIN que con una huella digital o con reconocimiento facial.

. Borre el historial de navegación de todos los buscadores que usted utilice.

. Hable con un contacto de confianza e infórmele de su itinerario de viaje, incluyendo la ruta, los detalles de la aerolínea, los detalles de su vehículo, y el horario de llegada.

. Apague los dispositivos antes de cruzar la frontera, para protegerlos de ataques.


En la frontera

. Siempre que sea posible, tenga los dispositivos a la vista.

. Si lo paran en la frontera y le inspeccionan los dispositivos, mantenga la calma y sea respetuoso. No les mienta a los guardias fronterizos ni trate de impedir que tengan acceso a los dispositivos suyos.

. Intente aclarar con los guardias fronterizos si ellos le están pidiendo hacer algo o si se trata de una orden. Si se trata de una solicitud, usted puede negarse cortésmente. Sin embargo, esté consciente de que no cumplir con una solicitud puede tener consecuencias.

. De ser necesario, documente información sobre los guardias que lo pararon o lo detuvieron, por ejemplo sus nombres, números y departamentos. Tome nota de si se llevan los dispositivos fuera de su vista. Si el CBP retiene sus dispositivos, usted tiene derecho a pedir un recibo de propiedad.


Después de la frontera

Los periodistas que estén preocupados por el tratamiento que recibieron cuando los pararon, pueden hacer lo siguiente:

. Si le preocupa que le hayan alterado el dispositivo, comuníquese con el departamento tecnológico de su medio noticioso para solicitar que le revisen el dispositivo.

. Si usted le entregó a un guardia fronterizo los datos para ingresar a sus cuentas, cambie las contraseñas y las credenciales.

. Lleve una constancia de lo que sucedió, incluyendo la descripción de cualquier testigo. Esta información puede ser necesaria si luego usted decide presentar una demanda judicial.

El CPJ continúa documentando tentativas o casos reales de inspección o confiscación de materiales periodísticos. Los periodistas pueden enviar por correo electrónico detalles de sus experiencias en los puntos fronterizos a la dirección [email protected]

Último tweet:

International campaign against Internet censorship in Chad launched by @Internet_SF - Internet Without Borders to p… https://t.co/GqRzCCwUS7